ed hughesEl pasado sábado, 28 de septiembre, la Junta de Educación participó en el primero de sus retiros trimestrales. Ese sábado, tuvimos una larga charla sobre algunos temas particulares. Esta vez, nos enfocamos en los no tan comprendidos Estándares Estatales Esenciales Comunes para Lectoescritura y Matemáticas.

Los Estándares Estatales Esenciales Comunes son producto de la iniciativa tomada por la National Governors Association y el Council of Chief State School Officers. Estas organizaciones reunieron un grupo de maestros, administradores escolares y otros expertos para desarrollar un conjunto de estándares de Inglés y Matemáticas para estudiantes desde el jardín de infantes hasta la preparatoria (el plan incluirá, eventualmente, estándares similares para otras materias, como Ciencias Sociales y Ciencias Naturales). Wisconsin fue uno de los primeros estados en adoptar los Estándares Estatales Esenciales Comunes para Matemáticas e Inglés.

Las conversaciones que tuvo la Junta de Educación en el retiro, se centraron en los estándares de Artes del Lenguaje en Inglés y Lectoescritura. Los mismos, consisten en una amplia y altamente estructurada lista de habilidades relacionadas a Lectoescritura, que los estudiantes deben dominar al final de cada grado. Estas habilidades se construyen una sobre la otra, por ejemplo, los estándares de redacción escrita para un alumno de séptimo grado, exigen habilidades más sofisticadas que son similares a los estándares de sexto grado, pero que se forman a partir de las mismas y presupone que el estudiante de séptimo grado ya las tiene dominadas.

Un ejemplo de una habilidad de redacción escrita para un alumno de séptimo grado es: “Escribir textos informativos o explicativos para examinar un tema y expresar ideas, conceptos e información a través de la selección, organización y análisis de contenido relevante.”

A continuación, se cita otro ejemplo de una habilidad de redacción escrita para un alumno de séptimo grado, que elabora más sobre la primera habilidad: “Presentar claramente un tema, anticipando lo que sigue; organizar ideas, conceptos e información, usando estrategias como definición, clasificación, comparación y contraste, y causa y efecto; incluyendo el formateado (por ej., títulos), gráficos (por ej., gráficas, tablas) y multimedia cuando sea útil para facilitar la comprensión.”

Como ilustra el segundo ejemplo, los estándares esenciales comunes enfatizan en la habilidad de investigar y en la presentación de la información a través de medios diferentes a la redacción escrita, tales como tablas, gráficas y multimedia.

Los estándares están escritos en términos de resultados, eso quiere decir que son las habilidades que el estudiante ya tiene que haber dominado. Los estándares no les dicen a los maestros cómo enseñar, como tampoco lo dice una lista de habilidades necesarias para pasar el examen de manejo, sino que ésta solamente determina el contenido de una clase de manejo. Tampoco los estándares establecen el uso de ciertos libros de texto ni otros materiales educativos.

En general, los estándares aceleran la enseñanza de destrezas para que el estudiante las aprenda en los primeros grados, comparado a lo que se está enseñando actualmente. También, se pone mucho más énfasis en lo que se define como textos de alto contenido de no ficción e informativos.

Los estándares están diseñados para facultar al estudiante para que pueda:

  • Demonstrar un aprendizaje independiente y con iniciativa propia
  • Reconocer la evidencia, razonar lógicamente y pensar de manera conceptual y abstracta
  • Analizar y utilizar datos
  • Comprender y ser crítico
  • Construir y presentar argumentos viables
  • Usar medios de comunicación y tecnología estratégicamente
  • Ser perseverante en ser coherente y resolver problemas
  • Comprender y apreciar diferentes perspectivas y culturas
  • Desarrollar las habilidades y disposiciones necesarias para ejercitar responsablemente la ciudadanía dentro de una república democrática avanzada

Los estándares esenciales comunes no pueden ser simplemente enchufados en nuestro plan de estudios actual. Estamos trabajando en un plan de implementación de los estándares en el distrito en un periodo de tres años. Este año, el primero de los tres, vamos a trabajar con los maestros y profesores para que comprendan los estándares en su profundidad y realicen los cambios requeridos en la enseñanza. El año que viene, grupos de maestros y profesores trabajarán en el desarrollo de las unidades de estudio alineadas con los estándares. Durante el año escolar 2015-16, vamos a trabajar y refinar estas unidades de estudio ya alineadas, junto con las evaluaciones asociadas al dominio de los estándares del estudiante.

Mientras los estándares esenciales comunes identifican las habilidades que debe aprender el estudiante, no especifican cómo deben enseñarse dichas habilidades. Como distrito, hemos comenzado a trabajar en una estrategia pedagógica conocida como "lectura minuciosa" dentro del modelo de Liberación Gradual de la Responsabilidad, en donde la responsabilidad del aprendizaje es transferida gradualmente del maestro al alumno. Este modelo de liberación gradual le brinda apoyo al estudiante para que sea más independiente, capaz de tener éxito por sus propios medios cuando lea textos de creciente complejidad.

Durante el retiro, tuvimos la experiencia de practicar la estrategia de lectura minuciosa con un texto de ciencias para para alumnos de octavo grado, un texto sobre la medición de la calidad del agua. Por suerte, el trabajo que hicimos los miembros de la Junta de Educación, no fue evaluado.

El objetivo de una lectura minuciosa es facultar al estudiante para que lea textos relativamente complejos, basados en hechos reales, y que pueda tanto manejar su contenido como así también sacar conclusiones lógicas de dicho contenido. (Se dice que el concepto “pensamiento minucioso” podría ser una mejor descripción del ejercicio de “lectura minuciosa.”) Una ventaja del ejercicio, es que toda la información que necesita el estudiante se encuentra en el texto que está estudiando en particular. Esto es un buen nivelador, ya que ningún estudiante tiene ventaja en una tarea en particular porque sus padres los expusieron a experiencias enriquecedoras fuera del aula.

Una aproximación que complementa la lectura minuciosa, es la práctica docente conocida como liberación gradual. Esto le otorga al estudiante la facultad de tomar más y más control de su propio aprendizaje, para que la participación activa del maestro durante el aprendizaje del estudiante, sea transferida hacia el mismo, gradualmente.

Durante este año escolar, nuestros maestros y profesores van a trabajar con las prácticas docentes de lectura minuciosa y liberación gradual. Las mismas, no son exigidas por los estándares comunes. Pero a medida que maestros y profesores desarrollan sus habilidades, estarán en una mejor posición tanto como para apreciar el valor y la lógica de los estándares comunes, como para incorporar los mismos en las prácticas de su salón de clases.

Existen un número de percepciones equivocadas sobre los estándares comunes. De hecho, pareciera que fanáticos de izquierda y derecha han tomado los estándares esenciales comunes para representar cualquier problema de educación k-12 que se les ocurre.

Primero, no hay nada sobre los estándares mismos que requiera o necesite una evaluación importante. Se están haciendo grandes esfuerzos para diseñar evaluaciones estandarizadas, conocidas como evaluaciones Smarter Balanced, las cuales serán utilizadas por los estados que han adoptado los estándares comunes y reemplazarán a los exámenes WKCE en Wisconsin. Los WKCE tienen muy poca utilidad como examen para nosotros, en contraste con los nuevos exámenes. Pero cualquier esfuerzo que se haga para darle un significado extremo a los resultados de dichos exámenes, o para reducir el plan de estudios de un distrito escolar para enfatizar solamente lo que se toma en los exámenes, son peligros que son independientes del contenido de dichos exámenes, por no hablar de lo que se aprendería con los estándares mismos.

Algunos observadores han señalado que los esfuerzos para desarrollar las evaluaciones Smarter Balanced, darlas a conocer y ligar las consecuencias de los resultados de las mismas han adelantado el trabajo de los maestros, para que estos se familiaricen con los Estándares Estatales Esenciales Comunes y para desarrollar e implementar estrategias pedagógicas fundamentales para los nuevos estándares. Ésta puede ser una crítica válida, pero no es una crítica de los estándares mismos.

Segundo, los estándares comunes no “federalizan” la educación K-12. Cada estado decide si toma e implementa los estándares o no. En Wisconsin, depende de cada distrito escolar, aunque las evaluaciones de Smarter Balanced reemplazarán a los exámenes de WKCE y serán un estímulo para alinear la enseñanza con lo que se tomará en el examen. También, los estándares comunes no tienen nada que ver con lo que algunos llaman un “rastreo intrusivo de datos del estudiante”.

Tengo dificultad para entender la objeción del grupo Tea Party en cuanto a los estándares comunes, los cuales son encasillados como si fueran algún tipo de obligación a nivel federal. ¿Existe algún matiz ideológico sobre los estándares de lectoescritura o los estándares de matemáticas? ¿Queremos que cada estado defina su propia gramática o estructura correcta de oraciones, o queremos darles la posibilidad de cambiar a un sistema numérico de base nueve?

Tercero, los estándares no tienen ninguna relación con los peligros existentes para privatizar nuestro sistema de educación público, aunque esos peligros sean reales. Aunque sí es cierto que algunas compañías van a ganar dinero por diseñar y clasificar las evaluaciones Smarter Balanced, la idea que los estándares comunes no son más que una táctica de las grandes corporaciones para aspirar a más dinero de la educación, es una noción que se basa más en paranoia que en evidencia.

Finalmente, el reciente comunicado del Gobernador Walker sobre que los estándares no son lo suficientemente rigurosos para Wisconsin, probablemente dice más sobre la familiaridad que tiene el gobernador con los estándares que sobre el rigor relativo de los mismos. Los estándares comunes no son perfectos y pueden ser el propósito de un número de críticas válidas. Entre ellas, no encontramos la falta de un rigor mínimo necesario para Wisconsin.

Pero no crea todo lo que yo les digo. Averigüe más sobre los estándares comunes en mmsd.org/estandares-esenciales