student reading with teacherCuando maestros y padres inspiran el amor por la lectura en los estudiantes, ellos adquieren una pasión que les servirá para toda la vida. Ser un buen lector es una de las habilidades más imprescindibles para estar bien preparados para la universidad, una profesión y la comunidad.

En el pasado, muchos de los textos disponibles en las escuelas eran de ficción. Aunque esta exposición a la literatura es maravillosamente enriquecedora, los estándares toman en cuenta un gran rango de habilidades en áreas donde los niños están más retrasados. Los Estándares Estatales Esenciales Comunes promueven un balance entre textos de ficción y no ficción. Textos de "ficción" se basen en información imaginaria o que no es real, como cuentos de hadas o novelas, mientras textos de "no ficción" describen eventos y gente real, como ve en el periódico o libros de historia. Este cambio es un reflejo de las exigencias que encontrarán los estudiantes en la universidad, el trabajo y sus comunidades.

Oportunidades de leer "no ficción" en la casa:

- Instrucciones para un juego
- Periódicos y revistas
- Recetas para un pastel favorito
- Carteleras, cuando está en el carro

Los Estándares Estatales Esenciales Comunes para artes del lenguaje hacen que los estudiantes lean con detenimiento y hagan conexiones con lo que han leído. Los estándares definen los que deben aprender los alumnos en lectura, escritura y expresión oral. Dichos estándares incluyen cada aspecto de la lectoescritura.

A continuación, les brindamos algunas de maneras en las que puede ayudar a que sus hijos se vuelvan lectores habilidosos de textos de no ficción:

  1. ¿Cuáles son los intereses de sus hijos? Los intereses de un niño son un trampolín a la lectura de textos de no ficción. Ayude a su hijo a encontrar libros de no ficción y recursos que sean de su interés.
  2. Muéstrele a sus hijos todas las maneras en las que ya está utilizando textos de no ficción: viendo información en la computadora, utilizando una receta de cocina o siguiendo instrucciones.
  3. Hágales preguntas a sus hijos, las cuales harán que sus hijos lean con atención y detenimiento para poder contestarlas: ¿Qué aprendiste? ¿Qué dice en el libro sobre eso? ¡Cuéntame lo que dicen las instrucciones! ¿Cuál es la idea general del libro?

Leer, escribir y el lenguaje pueden ser, en sus múltiples formas, oportunidades divertidas de aprender y pasar tiempo juntos en familia. Cuando se entienden los Estándares Estatales Esenciales Comunes, se pueden tener más ideas para que el tiempo invertido en la lectura sea más significativo. Para obtener más información sobre los Estándares Estatales y más ideas sobre cómo participar en la educación de sus hijos, visite mmsd.org/estandares-esenciales.